Girl is playing with wooden tool box in mustard and the workbench from FLEXAGil is playing with the workbench in grey and the tool box from FLEXA

Tipos de juegos que contribuyen al desarrollo de tu hijo

by Jørn Martin Steenhold

Para tu hijo, jugar y desarrollarse es lo mismo. Tu pequeño participará en muchos tipos diferentes de juegos a lo largo de su niñez. Algunos juegos son el fruto de su intensa imaginación. Otros sirven para probar las reglas de la sociedad. Y otros pueden parecer incluso agresivos. Pero todos aportarán su desarrollo. Ahora verás. 

Puntos destacados:  

  • Desde el nacimiento hasta los 2 años, a los niños les gusta jugar solos o con otros. 
  • A los tres años, empiezan a interactuar más entre sí al jugar.  
  • Los de 4 años buscan compañeros de juego para vivir aventuras.  
  • Los niños aprenden cosas diferentes al jugar a tipos de juegos distintos. Por ejemplo:  
    • Un juego constructivo enseña a los niños a mantenerse concentrados, pensar de forma lógica y creativa. 
    • El juego simbólico es una forma de aprender nuevas palabras y adquirir experiencia con las normas sociales.  
    • Con los juegos bruscos, les queda claro cuándo las peleas son jugando o de verdad.     
    • Los juegos con reglas explican conceptos difíciles de comprender cómo la suerte y las normas sociales.    

Del juego solitario al cooperativo 

Desde el nacimiento hasta los 2 años, a tu pequeño le gusta jugar solo o con otros. Esto se denomina también juego solitario y paralelo. Cuando cumple 3 años, empieza a interactuar más con los demás al jugar. Y a los cuatro, empieza a disfrutar del juego organizado con sus amigos.  

"Los niños de cuatro años son curiosos y valientes. Por su cuenta, empiezan a buscar compañeros de juego con los que vivir aventuras. Pero no eligen a cualquiera. Seleccionan cuidadosamente a sus amigos y te pueden decir sin problema quiénes son sus mejores amigos", afirma Joern Martin Steenhold, experto en juegos infantiles.   

4 tipos de juegos que contribuyen al desarrollo de tu hijo

Joern Martin Steenhold ha dedicado toda su vida a investigar cómo se desarrollan los niños a través del juego. Ha descubierto que los niños aprenden cosas diferentes al jugar juegos distintos. Aquí te mostramos cuatro tipos comunes de juego y cómo contribuyen al desarrollo de tu hijo:  

Juego constructivo

Cuando tu hijo construye algo a mano, se le llama juego constructivo. Por ejemplo, construir una torre alta de bloques, hacer un castillo de arena o crear figuras con plasticina. Un juego constructivo le enseña a mantenerse concentrado, a pensar de forma lógica, pero también a probar nuevas ideas creativas y a explorar el mundo por sí mismo.       

Juego simbólico

Fingir ser otra persona (o cosa) es un juego que la mayoría de niños adora. En el universo de la imitación, heredan todos los talentos, características y responsabilidades de su nuevo rol. Usan nuevas palabras por primera vez, se ven a sí mismos bajo otra luz y adquieren experiencia con las normas sociales. Sólo tienes que imaginarte a dos niños jugando al almacén.  

Juego brusco

Puede resultar difícil para los adultos entender este tipo de juego. Los niños parecen pelear, perseguirse y burlarse entre sí. Pero sólo fingen; y aprenden a regular sus emociones, llevarse bien entre sí y diferenciar entre pelearse de verdad o jugando.  

Juegos con reglas

Incluso los juegos más sencillos, como jugar a lo que haga el rey, "Simón dice" o el bingo, sólo funcionan si todos los jugadores siguen el mismo conjunto de reglas. Cuando tu pequeño participa en juegos basados en reglas, puede decidir abandonar el juego cuando quiera, pero es divertido seguir jugando. "¿Ganaré por mis habilidades o por mi suerte?"     


50%

Conoce al equipo de expertos de FLEXA

Leer más